Bundt cake (y torta) de leche condensada y paraguayos

Noestevez'blog

Hay días que el almuerzo debería estar prohibido, o mejor aún, que se tuerzan un poco las agujas del reloj y la hora de la merienda se repita también a medio día.primera

Y es que como mejor se disfruta un dulce es recién echo, a veces, incluso antes de llegar a servirlo en la mesa, cuando su interior aún está un poco templado y las manos nos juegan una mala pasada no haciendo caso a la conciencia y los buenos modos y pellizcamos un trocito por allí donde creemos que nadie se dará cuenta.

Ver la entrada original 879 palabras más

Anuncios